sábado, 27 de enero de 2018

Sentencia

Rendición, timidez, vergüenza.

El pensamiento que te evoca
me condena.

13 comentarios:

guille dijo...

Hay rendiciones muy placenteras, en las que ganan todos.

La timidez suele ser genética, la verguenza se supera.

¡Ves! Ahora quiero saber que pensamiento es ese y a quien evoca. La condena no se puede valorar sin saber que la provoca.

Piensas en X y te rindes...sugerente.
Piensas en X tímidamente ¿que pensamientos serán esos?
Piensas en X y te da verguenza...¡¡¡Hay que saber esos pensamientos!!! ...prometen.

Eme dijo...

Guille: ¡qué curioso!

Me gustan tus razonamientos, pero no te voy a responder. (Cara de hacerse la interesante).

Besos!

Eme dijo...

Gracias, de verdad, por los planteos.

TORO SALVAJE dijo...

Ay ese corazón loco...
Disfrútalo.

guille dijo...

bueno pues solo una cosa....¿que pensamientos te producen verguenza?

Como ves la mas fácil

Eme dijo...

Gracias, Toro!

Eme dijo...

Guille, en realidad sí es la más fácil, los pensamientos que avergüenzan son los pretenciosos, los que me hacen querer más de lo que se puede.

guille dijo...

¿sabes? Soy de los que creo que no hay que conformarse con menos de lo que se desea.

Eme dijo...

¿Sabes? Me lo imaginaba. Y me gusta.

Pero para los fines de este post, tiene que ser así.
En un principio le puse de nombre "No soy digna" lo que no significa que yo piense que sea así.

guille dijo...

"No soy digna" significa que valoras mucho a X.

Pero lo queramos o no, nosotros somos el centro de nuestro propio mundo. Siempre somos dignos en el.

Eme dijo...

¡Claro que sí!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Entiendo eso de desear más de lo que se puede. Lo entiendo muy bien. Y es que así son los deseos. Y me parece un error pretender negarlos.
Así que, adelante con la evocación.
Besos

Eme dijo...

No es cuestión de negarlos, claro que no.

Gracias, Demiurgo, por pasar.
Un beso!