jueves, 8 de diciembre de 2016

Y todo se va desvaneciendo

Se desvanece el miedo
en el ritmo cansado de tu voz,
en tu mirada trágica y serena,
en tus manos firmes que me aprietan,
                                      que no sueltan.

                    Huele a recuerdo, a lluvia y madrugada.

No hay comentarios: