lunes, 4 de junio de 2018

Para llorar

No sirve que sea
por capricho
o por reflejo
hay que sentarse encima de la cama
ubicarse de frente a la ventana
mirar la lluvia y dejar
que el hilo haga
un estrecho nudo en la garganta.
Degustar
el sabor amargo
que igual deja la fiesta terminada
la puerta que se cierra
las manos que no alcanzan.
Para llorar hay que dejar:
que las cuencas se hagan agua
que los diques se deshagan
que las lágrimas recorran
de a poco la explanada.

Para llorar con gusto hay que dejar.



13 comentarios:

Dana dijo...

Ohh
Algo me llamaba la atención en algunos comentarios hoy.
El agua limpia, de cualquier forma.
Tal vez nada.
Un beso.

Eme dijo...

Dana, es increíble, pero justo cuando estaba delineando esto me sorprendió tu reseña, por eso puede que se haya filtrado algo de lo que estaba escribiendo.

Lunes, lluvia, eso.

Besos.

JLO dijo...

entender y aceptar es parte de la solución... viene por ahí la mano? besos...

TORO SALVAJE dijo...

Hoy lo has bordado.
Me encanta este poema lluvioso.

Besos.

guille dijo...

Tres verdades; ni por capricho, ni por reflejo y hay que dejar.

Una buena amiga mía decía que si hay que llorar, se llora. Y además crecen las pestañas.

Yo a la s personas que están tristes les suelo contar el chiste de un señor que va y se muere. Eso y la moraleja.

f dijo...

"afuera la lluvia
realmente
se hace sentir..."

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Logras una analogía entre las lagrimas y la lluvia. Inspirado.
Besos.

Eme dijo...

Jlo: Ahora que lo releo creo que sí, pero la verdad es que no lo había pensado.
Besos.

Eme dijo...

Muchísimas gracias, Toro.

Besos.

Eme dijo...

Guille: Son aspiraciones, para que el llanto fluya cuando tiene que fluir. Y que sirva para algo. Como dice Dana: Para limpiar.

Qué lindo, crecen las pestañas porque están siendo regadas.

Jajajaja contar un chiste de esas características debe hacer mucha gracia. La persona triste debe sentirse agradecida.

Eme dijo...

Afuera llovía, f.

Busqué la canción, me gustó.

Beso

Eme dijo...

Me gusta lo que decís, Demi, me lo quedé pensando. Muchas gracias.

Besos.

Mi nombre es Mucha dijo...

la nostalgia de la lluvia nos lleva a ser transparentes
abrazo inmensos y suerte