viernes, 13 de octubre de 2017

Esperar ansiosa la mañana,
ese milagro, tibio y espumoso, de yerba y agua.


5 comentarios:

guille dijo...

Cada mañana me despierto contento de tener un dia mas para degustar a full.

f dijo...

sabe usted que no tomo mate?
nunca pude entender esa bebida.
en un mundo de padres, hermanos, pareja materos, un outsider...

Frodo dijo...

Si señorita!
a mí el mate por la mañana se me da solo el fin de semana, francos, vacaciones...
A la tarde tomo mate pero no me sucede eso de "esperar ansioso" cómo me sucede un viernes a la noche

Totalmente identificado!
Beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Compartir un mate, no está mal.
Un abrazo.

Eme dijo...

Guille: La parte que más me gusta es cuando el día arranca.Difícil es que me despierte de mal humor,y más cuando pienso en mi mate! jaja

F, es que no hay que entenderla, pero bueno, está bien. Usted se lo pierde...

Frodo, qué bueno, yo hago lo imposible, me despierto de madrugada pero el mate no me puede faltar, no arranco.

Demiurgo, el mate a la mañana me lo comparto a mí misma, pero sí, cuando se puede charla y mate también me gusta.


Besos y hasta más ver!