domingo, 1 de febrero de 2015

La casa de Ernesto Sabato.


Puerta de entrada

Estatua de Ceres, donada en homenaje a Sobre héroes y tumbas.

Su escritorio... emoción!

Su fiel amiga.


Inexplicables sentimientos. El sábado me decidí y fui a hacer la visita guiada, me tocó con Guido, uno de sus nietos. Muy recomendable paseo, para más información visitar la página: https://www.facebook.com/Casadesabato

6 comentarios:

Darío dijo...

Las imágenes, las habitaciones ahí, tan quietas, no pueden menos que provocarme un estremecimeiento... Un abrazo.

MC. dijo...

Es verdad, la casa te provoca un poco de tristeza, parece que extraña. Estar ahí, ver su patio, sus cosas en un momento me dieron ganas de llorar. Pero bueno, es así, nos quedan sus libros, sus historias.
Abrazo!

Mientras Leo dijo...

No sabes la envidia que me has dado hoy
Besos

MC. dijo...

Gracias por pasar Mientras Leo, alguna vez me tocaba a mí ;)
Abrazo y beso!

tecontaretodo dijo...

Gracias por compartir las fotos. Por supuesto, me mata la del escritorio y creo que va a quedar grabada en mi mente. Y pensar que el loco quería prender fuego a todo lo que escribía! Gracias a Ernesto por su obra y gracias a Matilde por tener siempre el matafuegos a mano ;)
Saludos de Tecontaretodo.

oh nikita dijo...

qué ganas de ir!! buenísimas fotos!!!!