lunes, 19 de agosto de 2013

Buenos Aires

Buenos Aires tiene esa cosa gris a pesar del cielo despejado, en el tipo que va en bicicleta silbando un tango, en la mujer con la bolsa del pan, en los pibes jugando, en las veredas rotas, en los techos de teja. 
Y se me pega.

De la humedad ni hablemos! es otro tema.

2 cosas:
si pasan por acá pueden leer el comienzo de un nuevo cuento colectivo (mea culpa) y si hay algún interesado en seguir sólo tiene que comentarlo ahí. 
La otra cosa es que de acá pueden leer Qu online (revista donde se van publicando los cuentos colectivos y otras yerbas).




Y quien dice 2 dice 3 Anahí Flores me mandó esta invitación para compartir:





Dejé el mate y se me lavó la yerba, pero en cuanto retorne la calma empiezo la ronda, de nuevo. Hasta más ver!

8 comentarios:

David C. dijo...

Acá en Lima estos 3 últimos días harta humedad.
Saludos
David

MC. dijo...

David! que alegría verte :)
bueno por acá está fresco y despejado, pero esta cosa gris...
en fin, cada sitio tiene su historia.
Saludos!

mientrasleo dijo...

MC qué gusto verte, me pasaré por tus enlaces con la ilusión de leerte en más sitios
Un beso

MC. dijo...

Muchisísimas gracias Mientrasleo! :)
Un besote!

Darío dijo...

A pesar de todo, mantiene su magia... Un abrazo.

tecontaretodo dijo...

Me gustó mucho el texto sobre BA. Pobre, a veces no sé si ella es gris, o los grises somos nosotros y no nos cansamos de opacarla. Cada vez que la veo, se me aparece brillante, pero enseguida se me pasa eh...
Saludos de Tecontaretodo.

MC. dijo...

Darío, para mí el gris es parte de esa magia.
Otro abrazo para vos!

Tecontaretodo! gracias por el regalo, ahí te contesté, estoy más contenta que perro con dos colas... jajaja
y sí, pobre Bs As, pero que se yo, me pintó así,
besoenorme!

Anahí Flores dijo...

Muy rico el mate :-)