martes, 22 de noviembre de 2011

Tieta de Agreste - Jorge Amado

Después de leer "Capitanes de la arena" (1937) de Jorge Amado (Brasil) ahora voy por "Tieta de Agreste" (1977) me encanta su estilo, llama a cada cosa por su nombre, sus personajes sencillos a pesar de las historias que tienen atrás, los lugares comunes donde transcurren, bueno, todo.

Acá les dejo la introducción al libro "Tieta de Agreste, pastora de cabras" donde el autor relata el inicio sexual de Tieta a sus 17 años donde el deseo vence al miedo y con la seguridad de una decisión tomada  y en el final del relato, el autor deja entrever algo, apenas, de su futuro.

Relato inicial:  

Silencio y soledad, el río penetra mar adentro en el océano sin límites bajo el cielo despejado, principio y fin. Dunas inmensas, límpidas montañas de arena, la niña corre igual que una cabrita hacia lo alto, en el rostro la claridad del sol y el zumbido del viento, los pies leves y descalzos ponen distancia entre ella y el hombre que la persigue, sujeto fuerte, en el esplendor de los cuarenta años. El hombre sube, exhausto, sombrero en mano para que no se le vuele y se pierda. Los zapatos se le entierran en la arena; el reflejo del sol le ciega los ojos; el viento, agudo filo de navaja, le corta la piel; deseo y rabia –cuando te agarre, te arrincono y mato, ¡peste! La niña se vuelve y mira, mide la distancia que le separa del mercachifle, miedo y deseo; -si me agarra, me la da; se estremece asustada-; pero si yo no lo espero, él desiste, ¡ah! eso no, no lo puedo permitir aunque quiera, pues ha llegado la hora.
El hombre también para y habla, grita palabras que no alcanzan a la niña, perdidas en la arena, llevadas por el viento. Ella no oye, pero adivina y responde:
-¡Bééé! –Así es como cantan las cabras que ella pastorea.
El desafío le da en la cara, penetra en las bolas del mercachifle, le yergue las fuerzas, avanza. Atenta, la niña espera. Atrás, el río, adelante el océano, los ojos adolescentes recorren y dominan el enorme paisaje. En aquel momento de espera, de ansia y de angustia, la niña fija en si memoria la deslumbrante inmensidad de la cama de novia que le toca. Del otro lado de la barra, la belleza de la playa de Saco, ancha y lisa, en un mar de aguas mansas [...]
Enfrente, las monumentales dunas, que invaden las aguas, el espacio del mar, contenidas por las enormes olas en furia de guerra. Aquí es donde el viento deposita su diaria colecta de arena, la más pura, la más fina [...]
El falso mercader viene en la lancha de motor a recoger los cajones de bebidas, de perfumes, los fardos de seda italiana, de casimir y lino ingleses, de especias, y a pagar una módica suma –dinero para harina, café, azúcar, cachaça, tabaco. De vez en cuando trae alguna putita en la lancha y, para aprovechar el tiempo, mientras cajones y fardos son transportados desde los ranchos, va a despacharla a las dunas, sobre las hojas de las palmeras. Un putañero, este mercachifle. Los pescadores lo aprecian.
¿Acaso más de una vez él no los acompañó en los barcos, indiferente a las olas, hasta alta mar, enfrentando navíos y tiburones?
La niña deja que el hombre se acerque –sólo entonces le arroja arena y, desde lo alto, canta nuevamente el exigente y asustado llamado de las cabras. No conoce otra expresión, otra palabra, otro sonido de amor. Aquel mismo día había oído a la cabrita en su primer celo, cuando el chivo Inácio, padre del rebaño, se encaminó hacia ella, balanceando barba y atributos.
Después apareció el mercachifle y la niña aceptó la invitación para el paseo en lancha, veinte minutos de río, cinco de mar agitado y el esplendor de Mangue Seco. ¿Cómo resistir, decir: gracias, pero no voy? Mentira: no la había seducido el paseo por el río, la travesía por ese trecho de mar, ni siquiera las dunas tan amadas desde la infancia. La niña no intenta hacerse la inocente. Había rechazado invitaciones anteriores, el mercader la tenía entre ceja y ceja desde hacía tiempo. Esta vez, ella dijo vamos, sabiendo a qué iba.
Sin embargo, cuando siente la mano pesada que le agarra el brazo, el miedo le invade de la cabeza a los pies. Pero se contiene, no trata de huir.
El hombre la tira sobre las hojas de las palmeras, le levanta la pollera, le arranca la bombacha que parece un trapo sucio. De rodillas sobre ella, entierra el sombrero en la arena para que no se vuele y se pierda, abre su bragueta. La niña lo deja hacer y quiere que siga. Llegó su momento, tal como le llega para las cabritas la hora temida y deseada, la hora implacable del chivo Inácio, que tiene las bolas casi al ras del suelo de tan grandes. Era su hora. ¿Acaso no le corría sangre entre las piernas todos los meses?
En las dunas de Mangue Seco, Tieta, pastora de cabras, conoció el gusto a macho, mezcla de mar y sudor, de arena y viento. Cuando el mercachifle la penetró, tal como la cabrita horas atrás, ella gritó. De dolor y de alegría. 

                                                Me voy a poner la pava y a seguir leyendo!

domingo, 20 de noviembre de 2011

Following - peli



Yo no puede creer que este tipo, Christopher Nolan, británico él, haya debutado con esta película, rodada en blanco y negro y con un presupuesto de 6000 dólares! ¿? primero pensé que se veía mal, pero después averigüé que era blanco y negro de verdad.Es que hay que verla. Por supuesto (son mis favoritas) se trata de un escritor o aspirante a, y es de suspenso, suspenso británico claro.pero... no puedo decir nada más y me estoy mordiendo los dedos, ojo, convengamos que me gustan las películas así y que soy una asombrada por naturaleza, si se desilusionan yo no me hago cargo, de onda. La podés ver [[ haciendoclic acá. ]]

jueves, 17 de noviembre de 2011

Fragmento



                
    Simplemente estaba ahí, en medio del gentío. 
    Era algo que me gustaba. 
La sensación de vacío que provocaba el estar 
     entre mucha gente a la que no conocía de nada. 
  No había más que miradas extrañas, análisis de un vistazo, 
     intercambios cortos y distantes. 
         Perfecto.



Fragmento del nuevo libro, en progreso,  que voy leyendo a cuenta gotas y rogando que no se haga rogar (valga la redundancia) de  [[ Walter G. van Diest.- ]]

Safe Creative #1109180088255

martes, 15 de noviembre de 2011

Presentación - Libro

Hoy recibí una invitación para compartir: 
Anahí Flores presenta su nuevo libro 
"Limericks CARIOCAS" Si pinchás la foto vas a ver toda la info. 
¡Tengo muchas ganas de ir!

¡Gracias Anahí!

lunes, 14 de noviembre de 2011

La lectora frente al mar





Texto escrito para "La lectora en la ciudad" en una situación muy extraña (que explico a continuación) la entrada en su blog es con foto y todo: Por acá. 

"Sentada en la orilla del mar, la lectora intenta sumergirse en el libro que tiene en sus manos, pero cada vez que el agua se va, se lleva con ella todas las palabras y cuando el mar regresa a besarle los pies le devuelve las letras desordenadas."

* me desperté una mañana, 5.30 hs. como siempre, y antes de poner la pava tuve el impulso de escribirlo, pasó media mañana y se me ocurrió mandárselo a La lectora que hacía un tiempo me había invitado a participar en su blog y no me animaba. Lo transcribo al mail, le pongo en el asunto "lo que salió" doy enviar y listo. Al recibir la respuesta me sorprendo, no solamente porque me dijera: "me encantó!!!" sino que además me cuenta que justo estaba en Rio de Janeiro disfrutando la tarde en "la praia de Copacabana", una linda coincidencia.
El texto tiene más historia que palabras, gracias a La lectora  que además de mandarme inspiración vía aérea lo compartió en su blog... y por ponerle nombre! que a mi se me olvidó  :)




viernes, 4 de noviembre de 2011

Eterna Oscuridad - Silvana Rimabau

Este post se lo debo a Silvana hace rato, como ya comenté anteriormente, la conocí buscando algo para leer y me encontré con su libro colgado en la web de Papel Oscuro, me gustó mucho su estilo, y como siempre uno encuentra esas frases... que van más allá de la historia en sí y que nos dejan pensando, eso es lo que me gusta de un libro, yo me quedé con ésta:

"Aún hoy me pregunto, porque las relaciones humanas son tan desmedidamente crueles e inciertas. La lucha interior por agradar, amar y ser amado es más parecida a centelleantes relámpagos de una ira que emerge desde el abismo mas profundo de nuestros deseos, que a sentimientos que nacen en los corazones."

Silvana dice que ella como escritora quiere:" “someter” el alma, la mente y los sentimientos de aquellos a quienes les gusta el horror, y despertar sus más íntimos temores, adueñarme de sus sueños, mostrarles cuanto más tenebrosos pueden tornarse sus mundos."
Y yo creo que lo logra muy bien!!

 bueno, hay que leerlo, esto que ella hace es un regalo, y ¡que regalo! nada más y nada menos que su creación, su libro, gracias Silvana.
[[  Acá se los dejo para que lo puedan descargar.. ]]

La sinopsis del libro la pueden encontrar cuando pinchan el link de la web . Que lo disfruten...